La Verdad sobre cómo Detectar la Depresión en Personas Mayores

  • Post author:
  • Post category:blog

La Verdad sobre cómo Detectar la Depresión en Personas Mayores

Uno pensaría que sería fácil detectar la depresión en una persona mayor; después de todo, son visibles muchos signos de tristeza, como llorar constantemente o falta de motivación.

Pero la depresión, como muchas otros padecimientos, muchas veces se manifiesta de manera diferente en las Personas Mayores en comparación con las personas jóvenes.

La Depresión no es parte normal del Envejecimiento

Una persona mayor que está deprimida no necesariamente se siente triste todo el tiempo, pero puede quejarse de falta de energía y atribuir los síntomas a la edad. Y eso puede dificultar que los médicos, los seres queridos y las personas mayores detecten la depresión.

El hecho de que ciertos medicamentos y enfermedades puedan provocar depresión, o imitarla, también complica las cosas, lo que dificulta saber cuándo obtener ayuda crucial.

Cuando una persona mayor padece depresión sin tratar, puede perder interés en las actividades que antes le interesaban y evita la interacción social y las actividades físicas, lo que eventualmente puede conducir a la pérdida de funcionalidad. Por eso es importante no atribuir los cambios de comportamiento como parte de la vejez.

Si bien la depresión en los adultos mayores es menos común que en los adultos más jóvenes e incluso los médicos la pasen por alto. Un estudio en el Journal of the American Geriatrics Society encontró que los médicos pasan muy poco tiempo discutiendo la salud mental con sus pacientes mayores y es poco probable que los deriven a un experto en salud mental incluso si muestran signos clásicos de depresión.

Esto es lo que necesitas saber: Sé consciente de los síntomas.

Con una depresión no tratada, las personas mayores pueden mostrar una pérdida de concentración y otros cambios cognitivos, síntomas que pueden atribuirse erróneamente a la demencia.

Además, las personas mayores tienden a sufrir una o más enfermedades crónicas, algunas de las cuales pueden causar depresión. Por ejemplo, muchas personas con enfermedad de Parkinson desarrollan depresión.

Junto con los síntomas cognitivos, experimentar un estado de ánimo deprimido, pérdida de placer en las actividades, pérdida o aumento de peso significativo, disminución o aumento del apetito, dormir demasiado o muy poco, fatiga, sentimientos de inutilidad o culpa excesiva requieren la visita al médico y al psiquiatra para una prueba de detección de depresión y revisión médica para ver si es efecto de alguna enfermedad o medicamento.

No hace falta decir que si una persona tiene pensamientos recurrentes de muerte o suicidio o intenta suicidarse, esto requiere una evaluación psiquiátrica de emergencia.

El Tratamiento después de Detectar Depresión en Personas Mayores

El tratamiento depende de si los signos o síntomas son solo depresión o si hay depresión combinada con otros trastornos. Las intervenciones pueden incluir medicamentos, psicoterapia, socialización o cambio en el entorno social, optimización de la atención de otros trastornos físicos o cambio de medicamentos para otras afecciones.

El estigma de la depresión

Un problema que puede hacer que las personas mayores se muestren renuentes a recibir tratamiento para la depresión, o dificultar que sus seres queridos los persuadan para que vayan al médico, es la creencia de que recibir tratamiento para la depresión es un signo de debilidad o un defecto moral.

A menudo, los pacientes tienen la sensación de que si están deprimidos, significa que no tienen la misma fortaleza que solían tener. Por eso es importante dejar en claro que la depresión es una enfermedad como la presión arterial alta, no es algo de lo que el paciente sea responsable y requiere un tratamiento agresivo. Si no lo trata, puede causar un sufrimiento prolongado y una pérdida significativa de funciones.

La buena noticia es que el tratamiento de la depresión, ya sea con medicamentos, terapia o una combinación de ambos, puede ser tan eficaz en las personas mayores como en las más jóvenes.

La importancia de la compañía.

La soledad y aislamiento influyen grandemente en la depresión de las personas mayores. Tienen más tiempo a solas para culparse por cómo se sienten y son más vulnerables a desarrollar pensamientos más fatalistas. El acompañamiento terapéutico es una herramienta valiosa en el tratamiento de la Depresión.

Una interacción cercana e interactiva ayuda a crear un sentimiento de seguridad, confianza, valía y fortaleza. Si tus familiares mayores están en un proceso de recuperación contra la Depresión. Contacta a alguna de nuestras Cuidadoras que brindan Acompañamiento Terapéutico ayúdalos a recuperar la alegría por vivir: 55 5211 9000.